Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 9AM - 21PM

En todo proceso de recuperación siempre hay un paso que resulta muy difícil de dar, un paso decisivo para el paciente y la familia: el de decidir recuperarse. En el caso de las adicciones, este paso se vuelve aún más complicado y a veces, incontrolable para los familiares. Por ello, en este post vamos a darte algunos consejos sobre cómo ayudar a un drogadicto que no lo reconoce. Te vamos a dar consejos muy útiles sobre lo que es mejor hacer para conseguir que esa persona tan importante para ti quiera recuperarse.

 

Cuando un drogadicto toca fondo

En ocasiones darte cuenta y aceptar que ese ser querido ha cambiado y que está sufriendo consecuencias debido a su consumo de drogas no es fácil. Puedes auto engañarte y pensar que es temporal, que se dará cuenta de su situación y que tomará medidas para ello. Sin embargo, esto no ocurrirá. 

La adicción es una enfermedad que envuelve a la persona adicta en una realidad distorsionada. Esa persona piensa que aún tiene control sobre sí misma y sobre el consumo. Cree realmente que ese consumo es recreativo, que sólo lo hace porque le apetece en ese momento. No se dará cuenta de las consecuencias que está sufriendo su salud y su vida

Darle un ultimátum o amenazarle no servirá de nada, puesto que de esa forma estás dando a entender que no tiene un problema grave y que el vivir así es decisión suya. La realidad es muy distinta, como ya te hemos comentado, por lo que si la situación se vuelve insostenible es momento de realizar una intervención familiar

Antes de darte los pasos para llevar a cabo una intervención con éxito, debemos recordarte que: 

  1. Un proceso de recuperación lleva tiempo, por lo que se necesita paciencia y sobre todo constancia en las instrucciones de los especialistas. 
  2. Escoger un centro adecuado es imprescindible. Pide referencias, infórmate sobre la metodología y elige el que mejor te convenga. 
  3. El apoyo familiar es imprescindible para la recuperación del adicto, por lo que es necesario un compromiso por parte de todos los miembros de la familia.

Tras estos recordatorios, vamos a explicarte cómo realizar una buena intervención para ayudar a un drogadicto que no reconoce su adicción.

 

Intervención: cómo ayudar a un drogadicto que no quiere ayuda

Una intervención es un proceso planificado al detalle y con unos pasos que tienen como objetivo convencer al ser querido de que es el momento de pedir ayuda y cambiar su vida. Los agentes interventores de este proceso son los siguientes: 

  • Familiares más allegados: padres, parejas, hermanas y hermanos, incluso abuelos o tíos que se interesen por la salud de la persona. 
  • Profesional: no es necesario que esté presente, pero sí es importante su consejo, ya que existen muchos tipos de drogas que afectan de forma muy diferente a sus consumidores. Es recomendable que solicites consejo y expliques la situación en tu hogar. 
  • Amigos y/o figuras de apoyo: los amigos de la persona adicta son también importantes, sobre todo si esa relación se ha visto afectada de alguna manera por la adicción. 

Una vez elegidas las personas que quieras que estén presentes en la intervención, entonces es momento de comenzar a planificar:

  1. Reúnete con esas personas y llevad a cabo la planificación de la intervención: cuándo será, a qué hora, por qué ese es el mejor momento, quién hablará en qué momento, qué es lo que vais a decir, etc. 
  2. Infórmate sobre la adicción que sufre esa persona: como ya hemos comentado, cada adicción es un mundo, y es importante que te informes sobre éstas y sobre el tipo de droga que está consumiendo esa persona. Además, es importante también que tengas a mano la información del centro que hayas escogido, sobre todo el proceso de recuperación que seguirá el adicto.
  3. Ensayar lo que se dirá: los ensayos son importantes ya que os preparan para diversas situaciones que pueden darse, sobre todo si el adicto no acepta comenzar el tratamiento. 
  4. Prepárate para sentimientos y emociones negativas de la persona intervenida: es completamente normal que la persona adicta no acepte la intervención en los primeros momentos. 
  5. Mantente firme y en el tema: es muy fácil irse por las ramas y acabar discutiendo sobre otro tema muy diferente al que era el objetivo. Cuando veas que esto ocurre, vuelve a dirigir el tema, debes de tomar el control de la intervención. 

Con estos pequeños pasos lo que se quiere conseguir es una una decisión inmediata por parte de la persona adicta. Es conseguir que acepte el tratamiento para recuperar su vida, y que los demás puedan recuperar la suya también. La codependencia es una consecuencia de las adicciones que sufren las personas más cercanas al adicto.

 

¿Y si la intervención falla?

Desafortunadamente no todas las intervenciones tienen éxito, como ya hemos comentado, la decisión de recuperarse es muy difícil para el adicto. En el caso de que esto ocurra, acuerda con las demás personas de la intervención en que nadie fomentará el ciclo destructivo del adicto, es decir, hay que evitar financiar su adicción, hacerle las tareas del hogar, etc. A la vez, hay que dejarle claro al adicto que dispone de toda la información del tratamiento cuando quiera.

Si necesitas más consejos no dudes en contactar con nosotros. Somos especialistas en el tratamiento de las adicciones en varios puntos de Málaga, ayudamos a familias a recuperarse de las adicciones y a seguir con su vida lejos de las drogas.

 

terapias de grupo familiares
¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now ButtonLlama y pide cita