Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
952 041 339
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

Para un adicto ponerse en un tratamiento para dejar las drogas es una de las decisiones más difíciles de su vida, aunque eso sí, la mejor. Por eso, lo que se desea es encontrar un tratamiento donde le ayuden a recuperarse para siempre y acabar con ese sufrimiento que lleva arrastrando probablemente durante años. No sólo el adicto, los familiares también necesitan ayuda y necesitan orientación ya que son los que suelen encargarse de buscar el tratamiento.

Ahora bien, ¿cómo escoger el mejor tratamiento en drogodependencias? ¿Cuál es el objetivo? ¿Qué hay que buscar y de qué hay que huir? ¿Cómo sé si el tratamiento que elijo es bueno?


El objetivo de un buen tratamiento para dejar las drogas

Dejar las drogas y aprender a vivir bien para el resto de la vida. Es difícil encontrar un tratamiento dentro de la sanidad pública que tenga entre sus objetivos la abstinencia y la recuperación. La mayoría de sus tratamientos son de reducción de daños, los psicofármacos y la metadona son las bases de estos tratamientos que duran años y el paciente nunca está bien, pues los psicofármacos o la metadona siguen siendo drogas.

Desgraciadamente son los tratamientos privados, y no todos, los que consiguen estos objetivos. No se trata de una cuestión de recursos, ni de dinero, se trata del “saber hacer” de estos centros que cuentan entre sus filas con terapeutas adictos que han hecho el tratamiento, se han recuperado y luego se han formado. Estos terapeutas recuperados no sólo conocen la enfermedad, sino también la manera de recuperarse, y en ellos está la clave de todo el proceso del tratamiento.

Esta situación la explica muy bien el Dr. Freixa en este video.

 

 

La otra cara de la moneda es que no todo el mundo dispone de recursos para este tipo de tratamientos y no existen subvenciones que los apoyen aunque ya existen centros privados que realizan el mismo tratamiento de manera ambulatoria por lo que los costes se han reducido muchísimo, es el caso de nuestro centro.

Para los que no pueden acceder tampoco a esta opción, los grupos de Narcóticos Anónimos o Alcohólicos Anónimos son una ayuda inestimable, son gratuitos y se puede acompañar de una desintoxicación a cargo del médico de cabecera o de un psiquiatra de la Seguridad Social, no es lo mismo pero es una opción.

 

¿Qué hay que buscar?

En todo tratamiento que se precie han de existir estas 4 fases:

  1. Desintoxicación (Corta, 15 o 20 días)
  2. Deshabituación
  3. Rehabilitación
  4. Reinserción

Otro factor importante son las terapias de grupo formadas por pacientes que se encuentran en distintas fases del tratamiento y son fundamentales para ayudarse unos a otros. El “grupo” tira del “paciente” y este a su vez se agarra al grupo para seguir adelante. La conciencia de grupo es el alma del tratamiento y es labor del terapeuta conseguirlo.

Otro punto importante a tener en cuenta es la duración del tratamiento. El tratamiento es largo, un cerebro tarda de 2 a 5 años en recuperar su equilibrio químico y aprender un nuevo estilo de vida, cambiar las actitudes y los comportamientos no se aprende de un día para otro. No existe la recuperación exprés. Cualquier tratamiento que prometa que el paciente se recupera en un mes o dos o incluso en un año miente, simplemente eso es imposible. Otra cosa es que al principio del tratamiento haya que hacer un ingreso de uno o dos meses a fin de que el paciente entre en tratamiento, pero la recuperación debe seguir después del ingreso de manera ambulatoria. A veces no se necesita el ingreso pero el cerebro tarda lo que tarda en ponerse bien y eso no lo cambia nadie.

 

tratamiento-con-adictos-recuperados

 

Por último, el tratamiento debería ofrecer terapia familiar y de parejas ya que el entorno del paciente se ha visto afectado por la adicción de este, creando coadictos a su alrededor que necesitan tratamiento para volver a recuperar sus vidas.

 

¿De qué hay que huir?

Uno de los mitos más comunes que se creen dentro del ámbito de la recuperación de drogas es que las recaídas forman parte inevitable del tratamiento, y que es normal que alguien que comienza un tratamiento recaiga. Sin embargo, en Cúvel Adicciones no creemos que esto sea así. Cuando un terapeuta le dice a un paciente que la recaída es algo normal le está dando la excusa perfecta para volver a tomar.

La adicción es una enfermedad crónica, progresiva y con tendencia a la recaída. Pero se deben matizar algunas cuestiones para escoger el mejor tratamiento de recuperación:

  • Crónica no significa que tenga que tomar toda la vida, significa que la condición de adicto se tendrá de por vida y por ello, esa persona no podrá volver a consumir nunca más ningún tipo de sustancia potencialmente adictiva.
  • Progresiva significa que si se sigue consumiendo cada vez irá a peor y esto sí que no hay quien lo pare, la degradación será cada vez más evidente, la pérdida de capacidades irá en aumento así como pérdidas de todo tipo, a nivel personal, familiar, laboral o social.
  • Con tendencia a la recaída durante un periodo limitado de tiempo, el tiempo de recuperación, por eso se evitan todos los estímulos que se puedan evitar, para que el paciente aprenda a disociar, el cerebro vuelva a recuperar su equilibrio químico y se recuperen las capacidades perdidas.

Si esto se hace bien y en los tiempos que corresponde, las recaídas no se producen, cuando el paciente se recupera está preparado para afrontar la vida como cualquier otra persona.

Otro punto que puede indicar es necesario que se busque otro tratamiento es si dicen que se puede dejar una sustancia pero que es posible seguir tomando otras, por ejemplo dejar la cocaína y seguir tomando alcohol, o que se puede tomar un poquito de algo, por ejemplo una copa de vino en la comida, etc.

Una total recuperación implica un tratamiento en el que se evite cualquier consumo de sustancia adictiva de por vida. 

Estas son las pautas básicas que uno debe saber a la hora de buscar un tratamiento para dejar el consumo de drogas. Sabemos que no es una tarea fácil, pero puede cambiar la vida no solo del adicto, sino de las personas que le rodean.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button