Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

El consumo de porros puede crear adicción. Las consecuencias de fumar porros afectan tanto a la salud mental como a la física. Hoy te contamos cómo puedes abandonar el consumo de marihuana o hachís.

No importa la cantidad que consumas a diario. Si fumar está afectando a tu memoria o aprendizaje. Si te sientes desmotivado o empeoran tus relaciones, es el momento de dejarlo. Si todavía no estás notando esos efectos negativos, estos llegarán. A continuación vamos a ver los pasos para superar la dependencia a los porros. 

 

Beneficios de dejar de fumar porros

Consumir cannabis pasa una factura que puede tener un coste demasiado alto en tu vida. Abandonar su consumo son todo beneficios:

  1. Ahorrarse el riesgo de esquizofrenia. El cannabis provoca un riesgo de padecer psicosis en personas que no tienen antecedentes de esta enfermedad. Sufrir un episodio psicótico, perder el contacto con la realidad, puede tener un efecto irreversible o traumático en tu vida.
  2. No llegar a desarrollar la adicción. La dependencia a los fumar cannabis puede convertir tu vida en una esclavitud. 
  3. Evitar trastornos como el afectivo bipolar, la depresión, la histeria, manías, etc. Está comprobado que las personas que fuman marihuana tienen un alto riesgo de padecer este tipo de enfermedades mentales. 
  4. No desarrollar ansiedad. El consumo de porros puede provocarte un trastorno de la ansiedad con gran dificultad para controlarlo y para mantener la atención en las actividades diarias. 
  5. Disminuir mucho las posibilidades de padecer un daño orgánico grave como cáncer de pulmón, esófago, laringe o faringe. Mientras tanto además respirarás mejor, te sentirás más sano, más fuerte, con menos bronquitis,etc.  
  6. No convertirte en alguien cuya personalidad se parezca a los efectos producidos por la sustancia: apática, desmotivada, depresiva, sin ilusión por el futuro. Con alteración de tu humor e incapacidad para realizar responsabilidades por los daños cognitivos que causa el consumo crónico.  
  7. No tener problemas afectivos.  
  8. Mejora de tus capacidades cognitivas. El consumo de marihuana está asociado a pérdida de memoria, atención, deterioro del lenguaje y de manejo de la información, por tanto, del aprendizaje y de las funciones ejecutivas como la toma de decisiones y otras. 
  9. El síndrome de abstinencia, las resacas y los cambios de humor no afectarán a tus relaciones con los demás.
  10. Parece que siempre le pase a otros, pero el consumo de marihuana puede tener consecuencias sociales como accidentes de tráfico o criminalidad.

 

dejar de fumar porros

 

Cómo dejar de fumar porros

Como es una enfermedad progresiva y que se desarrolla paulatinamente, a veces estamos en una fase en la que puede que no sepamos si tenemos o no la adicción. Para saber qué tipo de consumo tienes, consulta a tu médico y te aclarará la duda.  

  • Si aún no eres dependiente, pero tienes un patrón problemático de consumo, puedes ir reduciendo el consumo progresivamente hasta dejarlo totalmente. 
  • Si has desarrollado la adicción, es imperativo dejar el consumo de golpe. En este caso, la fuerza de voluntad no es suficiente. La adicción es una enfermedad que requiere de tratamiento médico especializado. Si necesitas cómo elegir el mejor centro para recuperarte debido a que tienen diferentes tratamientos, te recomendamos que leas nuestro siguiente artículo: «Cómo escoger un tratamiento para dejar las drogas eficaz«.

Medidas que pueden ayudarte a dejarlo son: 

  1. Deshacerse de todo la parafernalia para fumar y de todo lo que haya en tu casa que te pueda recordar al consumo de cannabis. Si lo tienes cerca, caerás. Evita la tentación.
  2. Comunicárselo a tu entorno ayudará a mantener tu compromiso: a tu médico, familia y amigos.
  3. Evita situaciones de riesgo como son los lugares y las personas con las que solías fumar.
  4. Durante un tiempo, deja de hacer las actividades con las que acompañabas tu consumo de porros. Es mejor olvidar todo lo asociado a tu consumo para no despertar el deseo de fumar o craving.
  5. Planea actividades que te permitan cambiar tus hábitos. Haz nuevas cosas o nuevas aficiones. Actividades que te hagan disfrutar. Aún así, durante un tiempo tu sistema de recompensa va a estar dañado, por lo tanto casi nada va a llenarte. Debes tener paciencia porque es un proceso y después de un tiempo limpio empezarás a notar que las cosas te gustan y te dan felicidad. POR ESO ES MUY IMPORTANTE QUE NO ABANDONES LOS PRIMEROS MESES. 
  6. Deporte y ejercicio. Realmente el deporte te va a dar muchos beneficios. Entre otros, recuperar el sueño natural y además va a liberar endorfinas, provocándote placer.

 

Conclusión

Pasarse la vida fumado hace que te la pierdas. Quizá creas que es una pasada, hasta que deja de serlo. El problema surge cuando se vuelve contra tí. Puede convertir tu existencia en una auténtica pesadilla. Sin  embargo, no es algo que se pueda predecir. Es una lotería y puede tocarte.

La adicción no es una enfermedad que se cure sino que se supera. Tendrás que vivir con ella el resto de tu vida. 

Acude a un centro especializado. La psicoterapia y el método cognitivo conductual se han demostrado muy eficaces para dejar de fumar esta droga.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button