Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

Después de realizar un tratamiento para superar una adicción, comienza una nueva vida de la que los deseos de consumir van a formar parte. Pueden aparecer en momentos puntuales. A continuación, nos centramos en la manera de hacer frente a los deseos de consumir. 

Deseos de consumir otra vez: ¿Cómo afrontarlo?

La adicción es una enfermedad crónica con la que se aprende a vivir. No obstante, en la vida hay situaciones que pueden desestabilizar a cualquiera. En el caso de un adicto, esas mismas situaciones, pueden llevarle a tomar otra vez. Hoy hablamos de cómo manejar adecuadamente los deseos de consumir que aumentan el alto riesgo de recaer en la adicción. 

Una vez superado el tratamiento, ¿qué rutina llevar?

Un adicto recuperado ha pasado un proceso principalmente de cambio. Si un dependiente a sustancias no cambia está abocado a repetir el mismo resultado. Por tanto, una vez recibida el alta terapéutica hay que vivir manteniendo ese cambio que se ha aprendido y siempre en constante evolución. 

Este cambio se ha dado en la forma de ser, en las conductas y comportamiento. Para llegar a él ha reformado una serie de creencias arraigadas en su conducta adictiva, de pensamientos que le perjudicaban y también ha habido un cambio en su escala de valores.   

Esa transformación le mantiene alejado de la droga y le permite llevar una vida de calidad. Un tratamiento para la recuperación no tiene como objetivo la abstinencia sino que ésta es la herramienta para llevar una vida de calidad.

Como consecuencia, debe cuidar esa nueva vida y forma de ser utilizando las herramientas que ha aprendido. Se puede hacer llevando a cabo una rutina que incluiría las claves de una vida sana. Entre otras:

  • Hacer deporte o ejercicio regularmente.
  • Tener una alimentación saludable.
  • Aplicar técnicas de relajación para no caer en las redes del estrés, que es un detonante muy fuerte de consumo.  
  • Ser responsable con los horarios de trabajo, estudio, etc. 
  • Realizar una actividad laboral que le guste o llene.
  • Ser honesto en las relaciones. Mantener relaciones sanas con los demás. 
  • No saltarse las normas.
  • Comportarse como un ciudadano cívico.
  • Imponerse la obligación de disfrutar del tiempo de ocio.
  • Realizar actividades y aficiones que no estén relacionadas con su consumo.  
  • Mantener los nuevos hábitos que ha cambiado durante su recuperación y que le mantienen lejos de la droga.

Se trata de normalizar la vida y hacer absolutamente todo, excepto tomar o realizar la conducta adictiva. Siempre respetando los tiempos. Los primeros años son cruciales y no hay que ponerse a prueba, porque la droga siempre gana.

 

deseos de consumir

 

¿Qué hacer si vuelven los deseos de consumir?

Realmente, como enfermedad crónica, las ganas no desaparecen nunca. Sin embargo el adicto ya las conoce, no le molestan y sabe cómo manejarlas. 

Un adicto ha aprendido a utilizar su sistema de alerta, que se activa ante señales o si se disparan los deseos de consumir. Depende del historial de consumo y factores de riesgo. Suelen ser señales:

  • Repetir conductas y patrones de la etapa de consumo
  • Hacer cosas que no sientan bien
  • Desmotivarse
  • Creerse que uno está recuperado, olvidarse de la enfermedad que se tiene
  • No cuidarse
  • O dejar que salga el personaje de consumo, con los mismos pensamientos 

Aún así, si no se dan estas, cualquier situación que pueda crear inestabilidad emocional requiere un refuerzo. En estos casos, no importa el tiempo que lleve sin tomar, hay que actuar en consecuencia. 

  • Lo más importante es aceptarlas como algo natural de una enfermedad crónica. No enfadarse ni revolverse contra ellas.  
  • Lo segundo, pedir ayuda. 
  • Volver a terapia o grupo. Recordar de dónde se viene para no volver atrás.  
  • Se puede recurrir a compañeros que se recuperaron juntos. Una llamada a tiempo puede evitar una recaída.
  • Optar por ayuda psicológica si hay que superar situaciones en las que se puede estar más vulnerable.
  • Autoimponerse una rutina estricta y que incluya deporte para trabajar la ansiedad por el craving o deseo de consumir. El tiempo dependerá de lo que necesite para estabilizarse, desde tres días, una semana o un mes.
  • Protegerse en ese período como al principio. Volver a cortar todas las actividades y situaciones que le puedan recordar sus momentos de consumo. 
  • Mantenerse centrado en el aquí y en el ahora. Carpe diem. Es una forma de neutralizar el sistema emocional.  
  • Vigilar que no se dispare la conducta y el comportamiento adictivo con otras cosas, como con las compras, el sexo o la comida.   

Las recaídas suelen venir por otra sustancia o conducta diferente a la que le llevó a tratamiento. La recaída es un proceso en el que se puede intervenir a tiempo para evitarlo. Se trata, en definitiva, de aplicar las herramientas que el dependiente ha aprendido a utilizar durante su proceso. Por eso es bueno realizar un tratamiento en un centro especializado.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button