Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

En el post de hoy vamos a hablar sobre qué es el alcoholismo, y todo lo que rodea a esta terrible enfermedad. Hablaremos sobre los síntomas, el tipo de droga que es el alcohol, los síntomas de desarrollo de la enfermedad y el peligroso síndrome de abstinencia alcohólica. 

Sigue leyendo para conocer más sobre ésta enfermedad. 

 

¿El alcohol es una droga?

La respuesta es afirmativa. . Es una droga psicoactiva que tiene un gran potencial adictivo porque produce tolerancia y dependencia

Es una sustancia depresora del sistema nervioso central, por lo tanto altera el funcionamiento del cerebro. Afecta a la capacidad de autocontrol provocando:

  • Desinhibición
  • Excitación o euforia
  • Mejora de la sociabilidad 
  • Sedación

Y, sin embargo, también provoca:

  • Enlentecimiento motor
  • Descoordinación motora
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para coordinar ideas
  • Alteración de los reflejos 
  • Somnolencia
  • A mayor concentración, si supera los 3 gramos de alcohol por litro, intoxicación aguda, que puede llevar al coma o la muerte.

Los efectos en cada persona dependerán de diferentes factores según la cantidad ingerida por gramo en sangre, el peso de la persona, su metabolismo, si ha comido o no, la edad, la tolerancia o el tipo de ingesta, si es por atracón u otro.

El 10% de los bebedores desarrollará dependencia. La adicción, el alcoholismo, se produce porque el abuso del alcohol causa daños persistentes tanto en la estructura como en el funcionamiento del cerebro

Sobre todo si la persona tiene predisposición genética o es más vulnerable a desarrollar la dependencia. Se trata de una enfermedad crónica.  

 

¿Por qué es legal el alcohol?

En España es legal porque está considerado un alimento. Sin embargo, el principal componente de las bebidas alcohólicas tanto fermentadas como destiladas, etanol o alcohol etílico, es un alimento no nutritivo, “una caloría vacía”. 

No aporta ningún macronutriente ni micronutriente, aunque sí puede aportar energía. 

Por otro lado, provoca desnutrición en los consumidores de abuso. 

En España se ensalzan las propiedades de la cerveza y el vino como nutritivas y se incluye el vino dentro de la Dieta Mediterránea. Sin embargo, el alcohol es:

  • Una sustancia neurotóxica
  • Que daña al feto durante la gestación
  • Que reduce la actividad del sistema inmune
  • Es adictiva
  • Es dañina para el sistema cardiovascular, el hígado y casi todo el organismo. Por algo los médicos le llaman la droga sucia.
  • Su consumo está relacionado con alrededor de 200 enfermedades. 
  • Reduce la esperanza de vida y aumenta el riesgo de muerte. 

La Unión Europea dictamina que no se puede hablar a favor de la dieta mediterránea si el consumo de vino forma parte de la misma, ya que con una bebida de 1,2 grados de alcohol incluida es imposible hablar sobre beneficios para la salud. 

La Organización Mundial de la Salud recuerda que no hay ningún consumo de alcohol saludable. 

Lo que hay detrás de su defensa como alimento saludable son intereses comerciales. España es un país que hace mucha apología del consumo, ya que tenemos un amplio mercado de bebidas alcohólicas, sobre todo del vino. 

Por esto, el alcohol goza de una gran consideración social y de hecho tenemos la figura del bebedor social.  Esto explicaría la permisividad que tiene su abuso. 

Por todo esto, está catalogado como droga institucionalizada. Una calificación que no es informada ni detallada en su etiqueta para el consumidor. A diferencia del tabaco. 

 

Síntomas del alcoholismo

Es una enfermedad que provoca un trastorno por consumo. Se reconoce por las siguientes claves:

  1. Por la pérdida de control sobre el consumo. La persona pierde la libertad para decidir si consume o no y cuándo para. Es el principal factor para diagnosticarlo.
  2. Evidencia de tolerancia. La persona necesita consumir cada vez más cantidad o más frecuentemente alcohol.
  3. Aparición del síndrome de abstinencia si la persona deja de consumir unos días y horas.
  4. Tomar para aliviar los síntomas desagradables del síndrome de abstinencia.
  5. Evidencia de dependencia por un deseo intenso de conseguir esta sustancia. 
  6. Seguir consumiendo a pesar de la evidencia de que el alcohol es la causa de problemas porque trae consecuencias negativas 
  7. Seguir consumiendo a pesar de que le esté provocando problemas psicológicos y se encuentre anímicamente mal.
  8. Persistencia del consumo a pesar de que le esté dañando el organismo. Puede que ya haya desarrollado enfermedades muy graves, como un cáncer de hígado, por ejemplo.
  9. Haber intentado reducir el consumo o abandonarlo y no haber podido.

 

¿Cómo saber si soy alcohólico?

Hay diferentes tipos de alcohólico según el patrón de consumo y las cantidades o hábitos de ingesta. Para tener claro si tienes dependencia al alcohol, es mejor fijarse en cómo te afecta el consumir y la relación que tienes con este tóxico.  

 Debes fijarte en si:

  1. Bebes a diario, aunque bebas poco. Se puede desarrollar el alcoholismo bebiendo solo una o dos cañas al día o un par de vasos de vino uno en la comida y otro en la cena. 
  2. Bebes de vez en cuando, pero cuando lo haces, te transformas y siempre la acabas liando.
  3. Aunque no bebas habitualmente cuando lo haces es en grandes cantidades.
  4. Tienes la sensación de que no lo controlas porque cuando has decidido no hacerlo en ciertas ocasiones, al final terminas borracho.
  5. Has intentado dejarlo sin éxito. Te resistes y tienes la intención de no consumir para no terminar como tantas veces, pero caes repetidamente en la intoxicación.
  6. Después de tomar, te encuentras mal por diferentes sentimientos: de culpa, remordimientos, vergüenza por haber perdido la dignidad en algunas momentos, por no poder controlarte, etc
  7. Te sientes excitado cuando ves que se acerca la hora de ir al bar, ese momento en el que sabes que vas a empezar a tomar.
  8. Prácticamente ya no haces actividades si no te permiten el consumo de alcohol.
  9. Tienes lagunas de memoria.
  10. Cada vez le dedicas más tiempo y dinero.
  11. Notas que las cosas que siempre te han gustado ya no te hacen feliz, no te dan placer o han dejado de divertirte.
  12. A menudo te sientes deprimido y triste o cansado.
  13. Utilizas la manipulación para hacer lo que te gusta, que es quedarte a solas para beber tranquilo. 
  14. Consumes a pesar de que estás en situación de riesgo. Quizás coges el coche intoxicado o pones en riesgo a terceros. 
  15. Huyes de las amistades y los familiares que no beben o que te llaman la atención por tu excesivo consumo.
  16. Te pones a la defensiva cuando la gente te señala que tienes un problema con el alcohol. Entonces mientes sobre cuánto consumes realmente.
  17. Hay días en que eres muy consciente de que tienes un problema y otros que tu cabeza te manda mensajes quitándole importancia y diciéndote que puedes dejarlo cuando tú quieras.  

Si te levantas por la mañana con temblores de manos, bebes a escondidas o te levantas de la cama para tomar y vuelves a acostarte; o si ya has tenido la sensación de que tu cerebro quiere consumir hasta caer inconsciente , son síntomas de que estás en una fase avanzada de dependencia. 

 

 

Consecuencias del alcoholismo

Es un trastorno por consumo que va a dominar tu vida.

Las consecuencias del alcoholismo son devastadoras no solo para ti:

  1. El trastorno por consumo va modificar tu personalidad y tu forma de comportarteVivir dependiendo del alcohol te va a convertir en una persona manipuladora, mentirosa, caprichosa, nerviosa, irascible. Incluso puede convertirte en una persona maltratadora o agresora.
  2. Provoca una enorme inestabilidad emocional. Es la enfermedad de las emociones. Y puede evolucionar a trastornos psiquiátricos de diferentes tipos, como la depresión. 
  3. Va a darte problemas de pareja, ya que afecta a la comunicación, a las relaciones sexuales y agota los recursos afectivos.
  4. También va a modificar las relaciones con tus familiares y amigos intoxicándolo todo. Por esto, si la gente tiene un límite, como el alcoholismo no lo tiene, puedes llegar a quedarte solo.
  5. La marginación y la delincuencia son opciones posibles dentro de esta enfermedad.
  6. Está detrás de muchísimos divorcios y separaciones traumáticas.
  7. Si tienes hijos afectará a su desarrollo y educación.
  8. Puedes hacer enfermar a tus familiares por la convivencia con esta enfermedad.
  9. Económicamente te puede provocar un gasto muy grande, pero también puedes arruinarte por tu falta de responsabilidad, por no poder acudir al trabajo al encontrarte de resaca o mal. Las intoxicaciones pueden hacerte perder clientes, oportunidades de negocio, despido laboral, etc.
  10. Mentalmente no vas a rendir bien porque tus funciones cognitivas van a estar deterioradas. Esto también te puede traer complicaciones y responsabilidades de tipo civil, legal,  familiar, etc.
  11. Otros.

 

Enfermedades que causa

Es una enfermedad primaria, no originada por otra. Sin embargo tiene una lista importante de enfermedades causadas directamente por el consumo de etanol. No hay órgano que no dañe. Te presentamos las más graves: 

  1. Cáncer. Directamente provoca cáncer de hígado, también de todo el aparato digestivo, como el cáncer de estómago y cáncer de mama en mujeres. Está además asociado con un mayor riesgo de padecer otros tipos de cáncer, como el de pulmón
  2. Cirrosis. Las enfermedades del hígado son las más habituales por el sistema de metabolización del etanol.
  3. El abuso crónico desarrollan una falta de vitaminas que tiene un impacto sobre el cerebro como para provocar enfermedades neurológicas, como una demencia alcohólica o un síndrome de Wernicke-Korsakoff. Enfermedades muy graves. 
  4. Infarto agudo de miocardio por diferentes miopatías e insuficiencias cardíacas.
  5. Accidentes cerebrovasculares. Hemorragias, derrames o embolia.
  6. Provoca depresión y psicosis
  7. Celotipia alcohólica. 
  8. Desnutrición, sobre todo en personas mayores.
  9. Factor de riesgo para coger otro tipo de enfermedad  infecciosas.

 

Síndrome de abstinencia alcohólica

Cuando se bebe de forma habitual o abusiva, el cuerpo se acostumbra a funcionar con el etanol. Al dejar de beber, el organismo reacciona y se experimenta el síndrome de abstinencia

El lapso de tiempo puede ser horas o días porque depende de la persona y su grado de dependencia. El síndrome de abstinencia alcohólica es muy grave y si no se trata puede provocar la muerte. 

Existen diferentes grados de abstinencia. Los síntomas principales del síndrome serían: 

  • Temblores
  • Náuseas
  • Mareos
  • Vómitos
  • Ansiedad
  • Inquietud
  • Agresividad
  • Cansancio e insomnio
  • Síntomas depresivos

Más graves incluyen:

  • Taquicardia
  • Alucinaciones
  • Fiebre
  • Fallo hepático

Debe saber que es una enfermedad y no se trata de tu fuerza de voluntad. Acude a un médico o a un centro especializado lo antes posible. 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button