Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 9AM - 21PM

El consumo social de alcohol, está muy extendido en nuestra sociedad. Es muy común acompañar nuestras reuniones sociales con el consumo de cerveza, vino o alguna que otra copa. Normalmente esto no se ve cómo un problema ni cómo un peligro, pero lo cierto es que a la larga puede llegar a afectarnos de forma negativa. En el post de hoy, vamos a contarte qué son los bebedores sociales

 

Qué son los bebedores sociales

Se entiende por bebedores sociales al concepto que rodea a aquellas personas cuyo estilo de vida juega con el hecho de “ir a tomar algo”, “tomar una copa”, “tomar una caña con amigos” como método de ocio. 

El alcohol, tiene una propiedad desinhibidora que favorece el contacto social y hablar con personas desconocidas, y por eso es tan común su consumo en establecimientos como bares y discotecas. 

Los bebedores sociales, consumen mucho alcohol porque suelen desarrollar un hábito en torno a estas reuniones sociales, pero es más esporádico que el de una persona que tiene un problema con el alcohol. Se suele dar sobre todo en lugares de ocio como las discotecas en un fin de semana. Otros comportamientos de bebedores sociales pueden ser: 

  • Salir a tomar algo desde la tarde y muchas veces empalmar con el ocio nocturno. 
  • Salir de fiesta y consumir alcohol cada fin de semana en discotecas y bares
  • Salir de fiesta hasta el amanecer, llegando incluso a tener una intoxicación etílica
  • Quedarse de vinos o de cañas con los compañeros después del trabajo o incluso algunos interrumpir el trabajo para hacerlo a mediodía. 
  • Profesionales cuyos negocios o tratos suelen cerrarse durante la celebración de una comida, y salir a tomar algo para celebrarlo. 

El bebedor social, suele desarrollar cierta amistad con aquellas personas que frecuentan los mismos lugares de ocio, que comparten hábitos o que incluso consumen las mismas bebidas alcohólicas. Esto propicia que este hábito se siga desarrollando, ya que, si se juntan con aquellas personas que actúan igual, el comportamiento se legitima y no se ve cómo un problema

El consumo de alcohol en la cultura mediterránea está muy extendido, y prácticamente nunca se ve cómo un posible problema a largo plazo. Se piensa que el alcoholismo afecta a aquellas personas que tienen algún tipo de problema en su vida diaria, o que tienen problemas con otras sustancias, pero la realidad es bien distinta. 

Cualquier persona que pierda el control sobre el consumo de alcohol puede desarrollar una adicción, y estas situaciones fomentan que ocurra. No se debe normalizar el consumo de bebidas alcohólicas como un incentivo de ocio. Es importante conocer que siempre existe cierto riesgo para desarrollar una adicción

 

bebedores sociales movil

 

Diferencia entre alcohólico y bebedor social

La principal diferencia entre alcohólico y bebedor social radica principalmente en el hábito de consumo. No quiere decir esto que un bebedor social no pueda desarrollar una adicción al alcohol, porque tienen un alto potencial de riesgo de que esto ocurra. 

Cómo te hemos contado, el bebedor social tiene un hábito de consumo de grandes cantidades de alcohol, pero de forma más esporádica o más espaciada en el tiempo que una persona con un problema de alcoholismo. 

Sin embargo, una persona alcohólica suele beber a diario cantidades cada vez mayores (debido a la dependencia que se crea hacia el alcohol). Además, una persona alcohólica no necesariamente lleva un estilo de vida asociado a locales de ocio cómo es el caso de un bebedor social. Una persona alcohólica no necesita salir de fiesta para emborracharse. Ni siquiera necesita compañía.Cualquier momento es bueno para hacerlo.

Para ayudarte a diferenciarlo, existen claves para identificar si una persona tiene un problema de alcoholismo. Las personas alcohólicas cumplen varias de ellas: 

  • Consumir grandes cantidades sin importar la ocasión para hacerlo
  • Pensar que el vino o la cerveza no son bebidas alcohólicas por tener baja graduación
  • No poder evitar beber
  • Tener síntomas del síndrome de abstinencia cuando se interrumpe la ingesta de alcohol
  • Comportamientos agresivos si no se bebe
  • Pérdida de interés por las actividades cotidianas
  • Rodearse de personas que alienten el comportamiento adictivo

Es importante tener presente que, aunque no se cumplan estos síntomas del alcoholismo, un bebedor social corre el riesgo de desarrollar una adicción a largo plazo. La ingesta de alcohol en grandes cantidades no debe tomarse a la ligera, y no solo por el hecho de que sea algo esporádico significa que el consumo esté controlado. Puede no estarlo, o puede llegar a descontrolarse en algún momento. 

 

Tratamiento del alcoholismo

En el caso de encontrarnos con que el hábito de consumo social se descontrole y comience a desarrollarse un problema, siempre existe la alternativa de acudir a profesionales que te ayuden si quieres saber como dejar de beber

El tratamiento del alcoholismo es efectivo y reporta grandes resultados de recuperación, y de la mano de terapeutas como con los que contamos en Cúvel Adicciones puedes conseguir una recuperación completa sin recaídas. Contacta con nosotros sin compromiso, y nuestros profesionales atenderán tus dudas.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now ButtonLlama y pide cita