Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 9AM - 21PM

Ya hemos comentado en otros artículos de nuestro blog la importancia que tiene un plan de prevención de drogas para solucionar este gran problema en la sociedad. No se trata de aumentar los tratamientos o de aprobar más leyes prohibitivas, sino de apostar por la educación de los hijos y prevenir el consumo desde edades tempranas. Pero, ¿qué ocurre con los hijos de padres con adicciones?¿Cuáles son las consecuencias que sufrirán estos debido a este problema que afecta a toda la familia? En este post te lo contamos. 

 

Padres con adicción, hijos con ansiedad

Si existe una adicción en una familia, existirán problemas de varios ámbitos y que afecten a toda la familia. El alcohol es una de las drogas más comunes y a la que menos se le presta atención por ser legal y estar muy disponible para los consumidores.

En el caso de que la adicción ya se haya desarrollado, es importante acudir a un tratamiento psicológico para toda la familia, sobre todo para los hijos, pues son los más vulnerables y los que pueden desarrollar problemas graves en el futuro si no se trata en el momento. Muchos de los tratamiento de centros especializados en adicciones incluyen sesiones de terapia familiar para mejorar no sólo la comunicación y la relación entre los miembros de la familia, sino también para detectar trastornos que sufran y que se deriven de la adicción. 

Asimismo, a continuación te enumeramos las principales consecuencias que sufren los hijos de madres drogadictas y padres drogadictos:

  1. Caer en una adicción: numerosas investigaciones de las últimas décadas aseguran que los hijos de padres adictos tienen una mayor probabilidad de caer en una adicción, en concreto se incrementa entre 2 y 9 veces el riesgo de que esto ocurra. Es la consecuencia más grave, ya que hay un factor biológico y ambiental. 
  2. Situaciones de estrés prolongadas e intensas, las cuales imposibles de gestionar por una persona que desconoce que es un problema, como pueden ser los niños. 
  3. Adopción de roles equívocos: muchos de los niños y adolescentes de padres adictos adoptan un rol de cuidador y responsable de la persona adicta. 
  4. Problemas para establecer relaciones saludables con los demás, lo cual tiene una gran repercusión en los jóvenes, ya que entienden que su círculo social es una de las instituciones más importantes. 
  5. Trastornos de la personalidad: la adolescencia es la etapa de la vida donde las personas desarrollamos nuestra personalidad. Este desarrollo puede afectar al adolescente si vive en un ambiente disfuncional. 
  6. Embarazos no deseados: las probabilidades de un embarazo precoz en una familia con una adicción es mayor que en aquellas familias unidas y con una buena comunicación. 
  7. Violencia: aunque es una consecuencia de los problemas emocionales, es imprescindible que la nombremos, ya que en esta sección podemos incluir la conducción temeraria o bajo los efectos de las drogas, robos, abusos sexuales, etc.

Estas son sólo algunas de las consecuencias que los niños y adolescentes pueden sufrir si siguen sufriendo una situación como la de un progenitor adicto. 

 

 

¿Cómo hacer para reducir la probabilidad de que se produzcan estos problemas?

Siempre vamos a recomendar que si tienes un familiar con un problema de adicción acudas a un centro especializado en tratamientos de adicciones. Es una enfermedad crónica, con la cual se tiene que aprender a convivir y controlar. Y en muy pocas ocasiones las personas adictas pueden superar su adicción sólo con voluntad propia. 

En cualquier caso, vamos a darte algunas recomendaciones que puedes aplicar a tu familia si estás viviendo una situación así:

  • Aceptar que se tiene un problema: muchas personas adictas no creen que lo son, pues piensan que tienen control sobre su consumo. 
  • Hablar sobre el problema: se necesita buscar un momento en el que la persona no haya consumido e intentar dialogar sobre las posibles soluciones frente a la adicción. 
  • Pedir ayuda médica: la mejor forma de comenzar a pedir ayuda es acudir al médico de cabecera, quién puede recomendar centros especializados para comenzar con el tratamiento de desintoxicación. 
  • Pensar que sí hay solución: no importa el tiempo que haya pasado, una adicción puede superarse con un buen tratamiento y la fuerza de voluntad tanto del adicto como de su familia. 

Estos son algunos consejos como profesionales de las adicciones que podemos darte. Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros. Una llamada no te costará nada, y en ella uno de nuestros especialistas te resolverá todas las dudas que te surjan, tanto de lo que puedes hacer para ayudar a tu familia como del tratamiento que ofrecemos en Cúvel Adicciones.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now ButtonLlama y pide cita