Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 9AM - 21PM

En la actualidad sabemos que la industria pornográfica es una de las más rentables de todo el mundo. El consumo de porno en Internet es una práctica ya muy común que tiene sus inicios en jóvenes y adolescentes de muy temprana edad. Y aunque la frecuencia de consumo sea, en ocasiones excesiva, se encuentra aún en dudas sobre si existe o no la adicción a la pornografía. Te contamos más en este post.

 

¿Qué es la adicción?

Para acercarnos un poco más a lo que se define como adicción, exponemos una definición hecha por el National Institute on Drug Abuse:

“La drogadicción se define como un trastorno crónico y recurrente caracterizado por la búsqueda y el consumo compulsivos de la droga pese a sus consecuencias negativas. Se la considera un trastorno cerebral porque genera cambios funcionales en los circuitos del cerebro que participan en la recompensa, el estrés y el autocontrol. Esos cambios pueden persistir aún mucho tiempo después de que la persona haya dejado de consumir drogas.”

En el caso de la pornografía sería una adicción comportamental en el caso de que así se considerara. Estas adicciones son conductas inadecuadas que van en relación con fenómenos que por sí solos no tienen por qué asociarse con estados patológicos.

La falta de estudios e investigaciones empíricas no permitieron que la adicción al sexo se pudiera incluir finalmente en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). El gran problema en este sentido es definir los límites que consideran que una persona es adicta al sexo, y en este caso adicta a la pornografía en Internet.

Las consecuencias del desarrollo de las tecnologías pueden ser tanto positivas como negativas. En el caso de los contenidos pornográficos, Internet ha facilitado esta opción ya que los usuarios cuentan con tres grandes ventajas: facilidad de acceso a los contenidos, anonimato y accesibilidad a la red.

 

¿Cuándo podría decirse que se tiene una adicción sexual a Internet?

Ya que no es una adicción oficialmente reconocida, hay que atender a la persona que tiene un comportamiento abusivo en este sentido. Widyanto y Griffiths (2007) son dos autores que afirman que para que un comportamiento de exceso deba considerarse como adicción se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Saliencia. Se trata de reconocer que existe un estímulo que destaca entre todos los demás con un grado diferente, es decir es la capacidad que tiene ese estímulo de “llamar la atención” de la persona.
  • Modificación del humor. Cambios de humor constantes. repentinos y sin ninguna razón aparente.
  • Tolerancia. Es una característica que es común entre las adicciones. La tolerancia es, en simples palabras, la capacidad de resistir y aceptar el aporte de sustancias. En este caso no se trata de una sustancia, sino de un estímulo.
  • Síndrome de abstinencia. La manifestación de este síndrome aparece cuando se deja de consumir la sustancia o se deja de llevar a cabo esas acciones de comportamiento propias de un adicto (un ejemplo claro es el síndrome de abstinencia de un ludópata).
  • Conflictos interpersonales y con el entorno. Un adicto siempre desarrolla problemas con su familia, pareja, amigos, etc. Comienza a reducir el rendimiento académico y/o laboral, pudiendo incluso perder su puesto.
  • Riesgo de recaída. La recaída es volver a consumir la sustancia o comportarse de forma compulsiva ante una situación para conseguir esa “satisfacción” tras un tiempo de abstinencia.

Aunque se han llevado a cabo algunos estudios para determinar una evaluación fiable para el diagnóstico de una persona con un comportamiento adictivo al sexo en Internet, no existe nada oficial que pueda utilizarse como referente.

Acude a un especialista

Si crees que tienes un problema tú o alguien cercano a ti, lo mejor es acudir a especialistas en el tratamiento de las adicciones. Ellos podrán darte un diagnóstico lo más acertado posible sobre la situación que estás viviendo, teniendo en cuenta factores ambientales y personales que determinarán si existe una conducta adictiva o no hacia la pornografía.

Si en los últimos años se ha desarrollado una adicción a las tecnologías, es muy probable que sí exista una adicción a la pornografía. Y como siempre advertimos: es necesario actuar cuanto antes, ya que este tipo de enfermedad destruye no sólo a la persona sino también a sus seres queridos.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now ButtonLlama y pide cita