Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

 

¿Qué es la droga heroína?

Su nombre químico es diacetilmorfina o diamorfina. La heroína es un opioide semisintético, derivado de la morfina, alcaloide extraído del opio, una sustancia natural que se saca de las vainas de las semilla de la amapola. 

El opio se extrae de la planta llamada adormidera o amapola real, Papaver Somniferum. Se da en países como Afganistán, Pakistán, México o Colombia. 

El opio es un mezcla compleja de sustancias y sus derivados como la morfina y heroína, se llaman opiáceos. 

Es una sustancia psicoactiva que en el organismo, al llegar al cerebro, se convierte en la  morfina de la que deriva, un potente analgésico. Es mucho más potente que la ésta y la codeína, los otros derivados del opio. Es un agonista puro, de máxima actividad. Penetra en el cerebro antes que la morfina y sus efectos duran entre 2 y 3 horas. 

Es una droga con un potencial adictivo muy grande y esto se debe sobre todo a que además de desarrollar dependencia psicológica como todas las drogas psicoactivas, tiene una muy fuerte dependencia física. Un heroinómano necesita actualizar la sustancia unas cuatro veces al día. De entre el grupo de los opiáceos es la sustancia de la que más se abusa.

Además, para sacarle más rendimiento económico, la heroína es mezclada, es decir se corta, con otros productos como azúcar, quinina, estricnina, almidón, leche en polvo, tiza, sacarina, fármacos o sedantes.  

¿Cómo se consume? Se puede mezclar con agua y se inyecta con aguja, pero también se puede tomar fumada e inhalada por la nariz, esnifada. La forma que más rápida que llega es inyectada, pero las tres formas de consumo la envían muy rápido al cerebro.

En el mercado negro aparece como forma de polvos de un color marrón claro más o menos blanquecino. Esto depende de su pureza, del tipo que sea. 

Hay unos tres tipos:  

  • La marrón, la más fácil de producir y que se usa para ser fumada porque se quema a temperatura más baja.  
  • La blanca, o rosa o beige, dependiendo del corte. Es la más refinada y la que se usa para inyectarse porque es más combustible, por los productos químicos que se usan en su elaboración. 
  • La llamada alquitrán, la más barata y la más rápida de producir. Una sustancia resinosa y oscura de origen mexicano, resultante de la acetilación incompleta de la morfina. Con un porcentaje muy bajo de heroína. 

Con alto grado de pureza tiene un riesgo de provocar la muerte. Por tanto, muchos consumidores prefieren consumirla mezclada con otras sustancias como cocaína, anfetaminas, benzodiacepinas. 

Su uso es ilegal. Es una droga muy peligrosa.

 

Historia de la heroína

Es sintetizada por primera vez por el químico inglés C.R. Alder Wright en 1874. El objetivo era encontrar una sustancia menos adictiva que la morfina. Era la época en que se descubrió el potencial adictivo de la morfina.  

De hecho se utilizó para tratar a los pacientes adictos a la morfina pensando que la heroína no lo era. Se hizo popular posteriormente cuando los laboratorios Bayer la resintetizaron dándole el nombre de heroína, en alemán, por el efecto que tenía sobre el consumidor y cómo la decribían los que la tomaban. Se empezó a comercializar.  

Recomendada como medicamento para la tos, fue legal durante los primeros 50 años de su existencia y se le otorgó el valor de medicina milagrosa. Incluso se hizo una campaña para administrarla a los niños, ya que la tuberculosis era una de las principales causas de muerte infantil en esta época. 

La empresa Bayer, que llegó a venderla como la droga maravilla, dejó de comercializarla en el año 1913, cuando se descubre que es más adictiva todavía que la morfina y que no resulta inocua. A partir de ahí se restringió en todo el mundo la distribución legal de los opiáceos. 

En España esta droga se popularizó como droga recreativa en los años 80, de una forma alarmante y con consecuencias devastadoras. Hasta tal punto que esos años se identifican con la heroína. En los primeros meses del año 1989 se registraron más de 177 personas muertas, un 70% más que en el año anterior. 

Sustancia pues con uso farmacoterapéutico. Hoy día, el uso terapéutico ha sido sustituido por otros analgésicos menos dañinos. Está prohibida en casi todos los países del mundo.

 

Efectos de la heroína

Es un depresor del sistema nervioso central. La droga por excelencia. Tiene una acción sedante y analgésica.  

Al principio tiene un efecto psíquico muy fuerte que va a bajando poco a poco. Lo primero que se siente es una oleada explosiva de bienestar y euforia. Parece difícil describir el estado de intenso placer y sedación mezclado con la euforia que provoca.

Tiene también efectos negativos:   

  • Sequedad bucal
  • Pesadez en las extremidades
  • Náuseas
  • Picor
  • Vómitos. 

Pasados los primeros efectos, a continuación se siente:

  •  Somnolencia durante horas 
  •  Funciones mentales perturbadas
  •  El ritmo respiratorio se enlentece
  •  Baja la frecuencia cardíaca
  •  Se puede llegar al coma

Su mecanismo de acción trabaja adhiriéndose a los receptores específicos opiáceos del cerebro y activándolos. Estos receptores regulan el dolor, la sensación de bienestar y la liberación de hormonas. 

  1. Debilita la respiración al modificar la actividad neuroquímica en el tronco del encéfalo, donde se controlan funciones automáticas como la respiración y la frecuencia cardíaca. 
  2. Afecta a las zonas del sistema límbico del cerebro que se te controla las emociones. Aquí se encuentra el motivo por el que se hace tan imperioso volver a repetir la experiencia obtenida de drogarse.
  3. Bloquea los mensajes de dolor que el cuerpo transmite a través de la médula espinal y de ahí viene su potente efecto analgésico.  

 

heroina

 

¿Cómo saber si alguien consume heroína?

El uso se puede detectar según la vía de consumo. Puede haber evidencias físicas, como la utilización de jeringuillas, utensilios como cucharitas quemadas, papel albal o gomas para marcar las venas. En este caso, la persona está inyectándose la droga. 

Si es fumada o esnifada tendremos menos información. Pero podemos usar los síntomas del consumo de heroína:

  • Ojos vidriosos
  • Pupilas muy pequeñitas
  • La respiración muy lenta
  • Enlentecimiento de la forma de hablar
  • Se vuelve muy descuidados en su aseo personal
  • Si se inyectan, cambiarán su forma de vestir para usar siempre manga larga y que no se les noten las marcas en los brazos. 
  • Dormir durante muchas horas
  • Aumento del consumo de medicamentos, sobretodo analgésicos opioides y de laxantes. Provoca estreñimiento.
  • Pérdida de apetito
  • Problemas de estómago y bucales, caries.
  • Pérdida de interés en actividad sexual
  • Se vuelven cada vez más antisociales
  • Desarrollarán síntomas depresivos.

Los cambios y las alteraciones del comportamiento serán drásticos. Notarás cambios en su personalidad, con gran pasividad por todo. Empezará a fallar en los estudios y a abandonar sus responsabilidades. 

Poco a poco irá abandonando todas las actividades que antes le gustaban para centrar su vida en el consumo de droga. Una vez desarrollada la adicción, la forma de obtener esta sustancia y el deseo por consumir serán el centro de cada uno de sus días.

Como hemos apuntado más arriba, el síndrome de dependencia física a la heroína es muy fuerte. Por tanto, tiene un síndrome de abstinencia muy espectacular. 

Dependiendo del grado de dependencia, aparece unas pocas horas después del último consumo: 

  • Un intenso deseo de consumir la sustancia
  • Vómitos, náuseas
  • Lagrimeo
  • Insomnio
  • Escalofríos 
  • Dolor muscular
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Temblores
  • Orgasmos involuntarios
  • Fiebre y otros. 

 

Consecuencias de la heroína

El consumo de heroína tiene importantes consecuencias negativas para la salud, además de la adicción. Entre otras: 

  1. Mortalidad. Puede provocar la muerte, por sobredosis, por depresión respiratoria, por coma, por fallo en el corazón debido a la reducción de la presión sanguínea o por insuficiencia renal. 
  2. Edema pulmonar. 
  3. Puede causar daño permanente cerebral. 
  4. Por las conductas y prácticas de riesgo a las que está asociado su consumo, pueden darse diferentes complicaciones infecciosas como endocarditis, neumonía, tuberculosis,  VIH, diferentes hepatitis, etc. 
  5. Su consumo regular provoca frigidez, falta de potencia sexual y alteraciones ginecológicas. 
  6. Aborto espontáneo.
  7. Por las sustancias con las que se corta la heroína que no se disuelven fácilmente, puede obstruir los vasos sanguíneos que llevan a los pulmones, al hígado, riñones y al cerebro. Con las consecuentes infecciones y lesiones graves en estos órganos. 
  8. Trastornos psicológicos como depresión, apatía o falta de interés y otros.
  9. Alteraciones del sistema nervioso con trastornos de atención, de memoria y otras funciones cognitivas, síndrome confusional agudo e insomnio. En general hay una importante pérdida de las facultades mentales.
  10. Alteraciones de la personalidad en el terreno afectivo. Se vuelven antisociales.  
  11. Politoxicomanía. Consumo de fármacos y otras drogas. 
  12. Por último, uno de los grandes conocidos del consumo de heroína es la conducta delictiva.  

Muchas de las complicaciones infecciosas, como las graves enfermedades hepáticas y el SIDA, se dan por la vía de consumo intravenosa. Si bien es cierto que no todos los adictos de heroína utilizan esta vía, también parece ser que terminarán inyectándose.

Esto se debe a que la inyección es la forma en la que se sienten completa e inmediatamente sus efectos. Por eso, al final los consumidores, aunque se resistan al principio, aprenderán de su leyenda a consumirla de esta manera. 

En los últimos años se ha dado un incremento del consumo de analgésicos opioides con receta médica. Estos fármacos también abren la puerta finalmente al consumo de heroína, al ser más fácil de conseguir que lo recetado y más barata. En España se ha duplicado el uso de opioides entre 2000 y 2017. 

El trastorno por consumo de heroína es tratable. La combinación de medicamentos, ya que se han desarrollado muchos para tratar esta adicción, y de terapias conductuales han demostrado ofrecer los mejores resultados en la superación de esta adicción. 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button