Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 9AM - 21PM

¿Sabías que los barbitúricos fueron utilizados en Estados Unidos con anterioridad para llevar a cabo las ejecuciones de los condenados a muerte? Imagina el alcance de la toxicidad que pueden tener estos fármacos si se abusa mínimamente de ellos. En este post, te vamos a contar qué son los barbitúricos, un breve resumen de su historia, qué tipos hay y por qué debes solicitar ayuda de inmediato si tú o una persona cercana a ti decide tomarlos más allá de lo recomendado por un médico.

 

Barbitúricos: ¿qué son?

Son un grupo de fármacos que producen un efecto depresor en el sistema nervioso central. Tradicionalmente se han utilizado como sedantes, hipnóticos, anestésicos y antiepilépticos. Tienen sus inicios al comienzo del siglo XX, cuando hasta la década de 1950 eran los únicos sedantes e hipnóticos que se utilizaban habitualmente.

Debido a la efectividad de los efectos que producían los barbitúricos, se utilizaban para el tratamiento de pacientes psicóticos mediante las denominadas “curas de sueño”. Ayudaban a los médicos a calmar a sus pacientes que sufrían un estado agresivo de esquizofrenia, delirium tremens, autismo o deshabituación a los opiáceos, y a mejorar la comunicación entre ellos.

Esta familia de fármacos abarcaba un gran uso, por lo que se utilizaron también para otras indicaciones, como el tratamiento de las neuropatías, las migrañas o el control sintomático del temblor esencial.

Los problemas comenzaron con la gran cantidad de muertes accidentales, por sobredosis o deliberadas de los pacientes, y en ocasiones profesionales de la salud que tenían acceso a estos fármacos. Además de estas muertes, se inició un estudio sobre la gravedad de la habituación y dependencia que producían los barbitúricos, su consumo por aquel entonces era muy elevado entre la población.

En la década de 1960 marcó el antes y el después del uso de los barbitúricos con el inicio de la comercialización de las benzodiacepinas. Los barbitúricos y las benzodiacepinas son similares en cuanto a los efectos que producen, sin embargo difieren en algunos compuestos que los forman, los cuales son determinantes a la hora de las probabilidades de toxicidad. Las benzodiacepinas son otra familia de fármacos con efectos sedantes e hipnóticos que comenzaron a utilizarse para las indicaciones que los barbitúricos solían ser usados.

 

Los efectos que producen los barbitúricos

Los barbitúricos tienen una absorción muy efectiva cuando se realiza por vía oral o intramuscular. Algo menos en el caso de la vía intravenosa. Era común entre los adictos a la heroína sustituirla por barbitúricos por los similares efectos que producía. Entre los efectos directos de estos fármacos, encontramos:

  • Sedación
  • Relajación
  • Disminución de la actividad muscular y mental
  • Efecto hipnótico
  • Anestésico
  • Analgésico
  • Sensación de euforia

Ahora bien, todos los compuestos químicos que se comercializan como fármacos producen en cierto grado efectos secundarios. Estos son menos frecuentes, pero están presentes y se pueden sufrir:

  • Problemas de coordinación física
  • Leves parálisis y hormigueos en diferentes partes del cuerpo
  • Riesgo de parada cardiorrespiratoria
  • Alto riesgo de dependencia

 

Toxicidad de los barbitúricos

Su peligrosidad depende del tipo de barbitúrico, por lo que sus efectos toxicológicos pueden variar desde una depresión a nivel de consciencia hasta un coma profundo, además de una depresión del sistema respiratorio, arritmia, hipotensión e hipotermia.

Los barbitúricos producen tolerancia y dependencia en su uso continuado, alrededor de 4 o 5 semanas. Es un gran problema para la persona porque mientras la dependencia al fármaco aumenta, el límite tóxico no lo hace. Esto provoca que la persona siga consumiendo y aumente su dosis sin que su cuerpo lo resista, hasta provocar una intoxicación que suele acabar en muerte.

Por ello es tan importante que si tú o algún ser querido está consumiendo barbitúricos, te pongas en contacto con profesionales. Se trata de una droga muy peligrosa y cuyo margen de reacción por parte de la persona es muy reducido.

 

Ejemplos de barbitúricos

Los que se utilizan como droga son aquellos de acción intermedia o prolongada. Sus efectos pueden durar de 6 hasta 12 horas tras su consumo. Algunos de ellos son:

  • Pentobarbital: la marca comercial más común para este medicamento es Nembutal. En humanos es utilizado para tratar las convulsiones y para la sedación preoperatoria. En los Países Bajos se utiliza para la eutanasia en humanos. En el ámbito de la medicina veterinaria, también se utiliza como solución inyectable letal.
  • Secobarbital: en este caso el fármaco es utilizado para tratar problemas de insomnio, algo muy común entre la población. Es muy importante no ingerir este medicamento con otros tipos de fármacos, e incluso con alcohol.
  • Fenobarbital: se utiliza para controlar las convulsiones y aliviar la ansiedad. En simples palabras, provoca que el cerebro vaya más lento.

 

Bibliografía

Basica, F., & Muñoz, F. Intoxicación y sobredosis de barbitúricos.

López-Muñoz, F., Ucha-Udabe, R., & Álamo-González, C. (2004). Un siglo de barbitúricos en neurología. Rev Neurol, 39(8), 765-775.

Morán, C. R. B., Costa, M. R., & Martínez, L. C. (2013). Toxicología de los barbitúricos. Biociencias, 10, 16.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now ButtonLlama y pide cita