Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 9AM - 21PM

Los tics son movimientos intermitentes, repetitivos, rápidos y convulsivos, que se repiten con frecuencia, producidos por la contracción involuntaria de uno o varios músculos.

Los tics de un cocainómano se asocian a las secuelas del consumo de cocaína en el sistema nervioso del adicto, impulsando a realizar movimientos que suprimen su voluntad y pueden persistir durante todas las fases del sueño.

Por ello, a continuación te presentamos algunos tics de cocainómanos que pueden servir de indicios para reconocer el consumo de cocaína.

Tics cocainómanos: los principales signos físicos de que alguien consume cocaína.

Si quieres saber si tu hijo consume cocaína o cualquier miembro de tu familiar, presta especial atención a los signos físicos, más conocidos como tics de cocainómano que no podrá evitar realizar.

Aunque, existen múltiples tics o síntomas físicos, estos con los más repetidos por quien se mete coca:

  • Ojos vidriosos,
  • Dilatación pupilar,
  • Tos crónica,
  • Gripes crónicas, estornuda muy a menudo aunque no esté resfriado,
  • Pérdida del apetito,
  • Pérdida de sueño,
  • Irritación,
  • Sangrado nasal,
  • Taquicardia,
  • Elevación de tensión arterial,
  • Sudoración o escalofríos,
  • Náuseas o vómitos,
  • Alucinaciones visuales y táctiles.

Cuando estés con él, puede que su mirada sea más fija de lo normal y que sus pupilas estén dilatadas. Además, tiende a morderse los labios, apretar los dientes y limpiarse la nariz. Estos son los principales tics de cocainómano.

Igualmente, según el método de consumo, existen otros signos que delatan a un consumidor de cocaína como:

  • Pérdida del olfato si se esnifa.
  • Movimientos mandibulares extraños.
  • Y signos comportamentales como euforia y reír sin parar.

 

terapias de grupo familiares

 

Otros signos físicos de que consume cocaína

Las secuelas de un ex cocainómano

Los peligros de la cocaína, según su método habitual de consumo, se pueden observar en las secuelas que presentan los ex cocainómano.

Si se inyecta hay riesgo de contraer VIH, pero, si se esnifa, el síntoma más habitual es la perforación del tabique nasal producido por la cocaína. El deterioro de la nariz es uno de los principales signos físicos del consumo de coca.

Igualmente, existe una asociación entre la cocaína con el dolor de garganta, ya que el uso habitual perjudica el paladar de una manera muy perjudicial, obstaculizando el habla y también comer y beber. Asimismo, los consumidores frotan la droga hacia las encías, causando úlceras en la boca y daños en el maxilar. El consumo de cocaína también provoca bruxismo y xerostomía.

¿Cómo ayudarle a dejar la cocaína?

En anteriores posts hemos hablado de cómo ayudarlo, además de cómo tratarlo para conocer qué comportamientos hay que evitar si no queremos empeorar su adicción.

Pero ¿Quieres ayudar a un ser querido a dejar las drogas y no sabes cómo? El primer paso es pedir ayuda.
La persona adicta necesita atención psicológica y seguir un proceso de tratamiento de adicción a la cocaína que será el mejor apoyo para cambiar su estilo de vida.

¡Da el paso para superarlo!. Conoce nuestros centros de desintoxicación en Córdoba, Málaga y Marbella.

 

REFERENCIAS:
Consumo de cocaína y psicopatología asociada: una revisión.https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5389119.

Autor

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now ButtonLlámanos