Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

Hoy se puede ver a personas que se pasan la tarde de copas e incluso pueden enganchar con la noche sin que ese abuso parezca tumbarles. Esto se debe a que probablemente están, en el argot de los consumidores, haciendo trampas. Es decir, consumiendo cocaína a partes iguales. En el siguiente post hablamos sobre los efectos que tiene la mezcla de ambas sustancias, alcohol y cocaína.  

Efectos de la cocaína y el alcohol

El policonsumo está a la orden del día. Son dos sustancias que se contrarrestan y por eso los consumidores tienden a combinarlas. Pero su mezcla es peligrosa. A continuación, vamos a ver qué consecuencias tiene la combinación de la cocaína y el alcohol. 

Es habitual que las personas que abusan del alcohol, lo acompañen del consumo de cocaína. Si bien es cierto que ya de por sí solas son peligrosas para el organismo, su combinación puede resultar bastante más letal. 

¿Por qué se combinan estas dos sustancias?

Se toman juntas por diferentes motivos:

  • El abuso de alcohol potencia el deseo de consumir cocaína. En estado de embriaguez, se desinhibe el control de la conducta. Es más difícil decir no al deseo de consumir coca. Muchos consumidores admiten que no tomarían cocaína si no se emborrachasen primero.
  • La cocaína contrarresta los efectos de sedación de las grandes ingestas de alcohol. Las personas que consumen mucho etanol pasan de la etapa de excitación que provoca a notar los efectos de la intoxicación alcohólica. Estos incluyen, ya que es un depresor del sistema nervioso, un estado de excesiva relajación, somnolencia y termina con dolor de cabeza, náuseas y otros síntomas desagradables. El abusador de sustancias conoce estos efectos negativos y sabe que si consume cocaína evita sentirlos. Se consume coca para no emborracharse. Los efectos de la borrachera no son tan evidentes.
  • El alcohol calma el estado de excitación que provoca el consumo de cocaína. Por los mismos motivos que en realidad son el mecanismo de acción de las sustancias sobre el organismo, el consumo de cocaína provoca unos efectos sobre el sistema nervioso que se calman tomando alcohol. La ansiedad, el nerviosismo, la taquicardia se relajan porque el etanol es un depresor del sistema nervioso. Se bebe para tranquilizarse porque es un depresor y la cocaína es un estimulante del sistema nervioso central.

Es muy importante tener en cuenta que el hecho de que parezcan anular los efectos no significa que a nivel orgánico no se estén produciendo. No disminuye los efectos del alcohol sino que los tapa. 

Ambas son sustancias tóxicas para el organismo. Consumirlas por separado ya está provocando un daño en todos los órganos y también en el cerebro. Además su uso combinado resulta más perjudicial aún que por separado.

 

efectos de la cocaína y el alcohol

 

Efectos que tiene consumir al mismo tiempo alcohol y cocaína

La combinación de ambas drogas produce el cocaetileno, que es un tóxico altamente dañino. Se produce por la conjugación del metabolismo de las dos sustancias en el hígado. Además del cerebro éste es el órgano más afectado directamente.

  • La toxicidad es incluso mayor a nivel orgánico. Mayor que al consumirlas por separado.
  • Aumenta el riesgo de sobredosis de cualquiera de las dos sustancias. Ya que se producen mayores consumos, las cantidades pueden llegar a ser muy altas. El cuerpo no está preparado para asumirlas.
  • El cocaetileno es un neurotóxico. Provoca efectos negativos en el sistema nervioso central pero también en el periférico. Además de esto daña los órganos de los sentidos. Puede producir:
    • Narcosis
    • Mareos
    • Vértigos
    • Náuseas
    • Irritabilidad
    • Euforia
    • Alteración motora
    • Problemas de memoria
    • Trastorno del comportamiento
    • Alteración de los nervios periféricos

Algunos de estos efectos neurotóxicos pueden ser reversibles, pero también irreversibles, como las  enfermedades neurodegenerativas. 

  • Potencia la politoxicomanía. El abuso de drogas hace que a largo plazo pierdan efectividad. Ya que un alcohólico o cocainómano busca en la otra sustancia los supuestos beneficios de placer que la que más toma ya no le provoca. La dependencia le ha creado la necesidad de tomar lo que podríamos llamar su droga estrella. Por tanto no puede renunciar a seguir consumiéndola.
  • Sus efectos son más intensos y duran más tiempo en el organismo. Significa que dañan más al organismo. 
  • Provoca más compulsividaddebido que hay dos sustancias desinhibiendo el control de los impulsos. Es más fácil que se le vaya de las manos al consumidor.
  • La toma de decisiones se ve muy afectada. Es más fácil ponerse en situaciones de riesgo o provocar accidentes y dejarse llevar por los estados de ira.
  • Puede provocar el coma o la muerte. El cerebro está sufriendo al mismo tiempo órdenes contrarias y esto puede hacer que aumente el riesgo de infarto de miocardio, infarto cerebral o muerte súbita. Se pierde la consciencia.
  • Tiene alto riesgo de psicosis. La distorsión de la realidad es mayor.
  • Aumenta la capacidad adictiva de ambas drogas. Hay un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de la adicción si se toman juntas. 
  • Agresividad. Los consumidores que se encuentran bajo la combinación de ambas sustancias tienen mayor facilidad para entrar en peleas o discusiones.
  • Riesgo de  automedicación.

Esperamos que esta información te haya resultado útil a la hora de pensártelo dos veces y no meterte esas rayas entre copa y copa. 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button