Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
951 969 236
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

La adicción es ante todo una enfermedad que como tal tiene su diagnóstico y su tratamiento. No es una debilidad del carácter ni un vicio. Tampoco se debe a la falta de fuerza de voluntad de las personas. Hay adictos en todas las capas sociales, sin distinción. La adicción domina la voluntad de aquel que la padece. Se trata de una dependencia a una sustancia, a una actividad o a una relación.

 

La adicción como enfermedad

Es una enfermedad que afecta al cerebro, desajusta la química natural de este produciendo cambios tanto funcionales como estructurales lo que se traduce en la producción de conductas desadaptativas que deterioran progresivamente la calidad de vida del adicto y la de las personas de su entorno más cercano.

Esta enfermedad tiene un silencio clínico de mucho tiempo dependiendo de la sustancia o la conducta, es decir, el adicto puede consumir durante un largo periodo de tiempo, o el jugador hacerlo también durante mucho tiempo sin que se produzca aparentemente ningún problema en su vida.

Es en este período de silencio clínico cuando el cerebro se adapta a dicha sustancia o a dicha situación de manera imperceptible para el paciente, él no siente que tenga ningún problema, siente que controla y por lo tanto no tiene porqué dejar de consumir o de jugar.

Sin embargo, por razones infinitas, suele llegar un momento en el que el adicto se dice a sí mismo “tengo que dejarlo” y es en ese momento cuando empiezan a ser visibles los primeros síntomas de la enfermedad. Se da cuenta de que no puede. A partir de este momento comienza una caída en picado, una larga agonía, que suele acabar en un psiquiátrico, en la cárcel o en la muerte.

Afortunadamente hay otra salida que es el tratamiento y la RECUPERACIÓN.

 

Tipos de adicciones

1.- Adicción a las drogas

La drogodependencia se caracteriza por un patrón desadaptativo de consumo que conlleva un deterioro clínicamente significativo expresado por los siguientes síntomas:

  • Tolerancia, es decir, necesidad de tomar cada vez mayores cantidades de droga para obtener los mismos efectos.
  • Síndrome de abstinencia o toma de sustancias parecidas para aliviar sus síntomas.
  • Deseos persistentes e infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de la sustancia.
  • Reducción de las actividades sociales, laborales o recreativas debido al consumo de la sustancia.
  • Reiteración en el consumo a pesar de las consecuencias negativas que se producen.

 

2.- Adicción al juego

Existen estudios que demuestran que cuando adictos al juego se exponen a imágenes de otras personas jugando, las áreas cerebrales que se activan en el cerebro son las mismas que se activan en los adictos a la cocaína cuando ven imágenes que despiertan su deseo de consumir.

Es decir, el juego patológico es una de las conductas que más se asemeja a las adicciones químicas.

Los jugadores patológicos viven preocupados por el juego, necesitan invertir cada vez mayores cantidades de dinero para conseguir la excitación deseada, intentan controlar su conducta sin conseguirlo, suelen mentir o engañar para jugar y en términos generales desatienden todas o gran parte de las áreas más importantes de su vida para mantener su conducta de jugar.

 

3.- Compras compulsivas

Esta patología pertenece a la categoría de los trastornos del control de los impulsos, aunque sigue un patrón claramente adictivo. Los compradores compulsivos sienten una necesidad urgente por comprar, muchas veces objetos inútiles e innecesarios y repiten su conducta a pesar de las consecuencias negativas que esta trae consigo.

Obtienen una satisfacción momentánea, pero acto seguido les invaden sentimientos de culpa, depresión, vergüenza y ansiedad. Las consecuencias negativas que se producen son, entre otras, graves pérdidas económicas y problemas tanto a nivel familiar, laboral como social.

 

4.- Sexo compulsivo o hipersexualidad

Cuando el sexo muestra las características típicas de la adicción podemos hablar de una patología de sexo compulsivo, adicción al sexo o, como se denominará en el próximo DSM-V, hipersexualidad. Los hipersexuales suelen tener problemas laborales, familiares o de índole económico.

Su comportamiento se caracteriza por la falta de control sobre su conducta, por la obsesión con determinadas prácticas sexuales o por la práctica de conductas sexuales que pueden ser de riesgo para su salud, para la de su pareja o para la de las personas que comparten sus experiencias.

El deseo sexual de estas personas les obliga a consumir todo tipo de material pornográfico, también servicios de prostitución además de mantener continuos contactos sexuales con desconocidos y en general hacer girar su vida en torno al sexo. La conducta se mantiene a pesar de las consecuencias negativas que ello conlleva.

 

5.- Tabaquismo

El tabaquismo también es una enfermedad que a pesar de cursar diferente que el resto de las adicciones es una de las primeras causas de muerte prevenible en los países desarrollados.

Está causada por la adicción a la nicotina y a la exposición prolongada a más de 4.000 sustancias, muchas de ellas cancerígenas. Está relacionada con enfermedades respiratorias, cardiovasculares y distintos tipos de cáncer.

A pesar de que muchas personas dejan de fumar por sus propios medios para otros esto es imposible por lo que la ayuda profesional se hace indispensable. La terapia de grupo de corte cognitivo-conductual es nuestro tratamiento de elección con o sin medicación.

 

6.- Otras adicciones

En general cualquier conducta placentera es susceptible de convertirse en patológica o adictiva dependiendo de parámetros como la frecuencia, el tiempo, el malestar psicológico y/o las consecuencias negativas que produce su realización.

El trabajo, el ejercicio o las nuevas tecnologías son ejemplos de este tipo de conductas que si bien en la mayoría de los casos se llevan con normalidad pueden perfectamente convertirse en adicciones con todas las consecuencias que estas traen consigo.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?
Call Now Button