Centro de desintoxicación en Málaga

Escríbenos
info@cuveladicciones.es
Llámanos a la clínica
646 621 781
Llámanos al móvil
646 621 781
Horario
Lu - Vi: 8AM - 5PM

¿Cómo ayudar a un alcohólico? Esta es una de las preguntas más comunes que se hacen los familiares de una persona adicta al alcohol. El alcoholismo no se cura, sino que debe tratarse bajo la tutela de terapeutas especializados en el tratamiento del alcoholismo. Cúvel es un centro privado para el tratamiento del alcoholismo con centros disponibles en Málaga y Marbella. El adicto al alcohol podrá compaginar el tratamiento con su rutina, ya que se trata de un centro ambulatorio. Conseguirá una recuperación total y un desintoxicación alcohólica que cambiará su vida y la de sus seres queridos. 

¿En qué consiste el programa?


tratamiento-alcoholismo-malaga

Rehabilitación del alcoholismo

El adicto realizará un tratamiento para dejar el alcohol en el que aprenderá, bajo las pautas del Modelo Minnesota, cómo enfrentarse a las ganas de beber, cómo recuperar el control de su vida, plantearse nuevas metas saludables y reconstruir las relaciones familiares y sociales que el alcohol había destruido. La persona alcohólica volverá a ser feliz. 

 

Fases del tratamiento


 

El trabajo previo del tratamiento para dejar de beber muy importante. Nos ayudará a conseguir los objetivo a corto y largo plazo para tener un consumo de alcohol nulo. Las fases de las que consta el programa terapéutico para dejar el consumo del alcohol son las siguientes:

 

Desintoxicación

En esta fase el paciente deja el consumo de alcohol bajo supervisión médica y tratamiento farmacológico para evitar síndromes de abstinencia. Esta fase suele durar aproximadamente un mes ya que lo que se pretende es dejar de consumir cualquier sustancia. Simultáneamente se empieza la intervención psicoterapéutica con terapias de grupo.

Deshabituación

Se identifican los hábitos alterados y se sustituyen por otros, es decir, cambiamos los automatismos tóxicos por otros sanos que mejoren la calidad de vida del paciente y el entorno más próximo. Es cuando se empieza la terapia cognitivo conductual sobre el paciente alcohólico.

Rehabilitación

En este período se habilitan nuevas habilidades, o se rehabilitan habilidades perdidas, se trabajan los cambios de actitud, de comportamiento, el control de los impulsos, las ganas de consumir alcohol, el malestar general producido por la falta de alcohol y se trabaja en mejorar las habilidades sociales de los pacientes.

Reinserción

Hace referencia al momento en el que la vida del paciente empieza a estar completamente normalizada. Ya no sufre un trastorno por consumo de alcohol y restablece su vida tanto a nivel personal, como familiar y social. A este momento se llega de manera progresiva y es el instante en que termina nuestro trabajo.

¿Qué es el alcoholismo?


Muchas personas creen que la dependencia al alcohol es una decisión propia, y que las personas que necesitan este tipo de bebida a diario es porque ellos quieren. Sin embargo, esto es un tópico muy común y un grave error. Esta dependencia que la persona ha desarrollado hacia las bebidas alcohólicas se llama alcoholismo. Es una enfermedad que se ha generado a partir del abuso del alcohol, y además, deben tenerse en cuenta otros ciertos factores:

  • La predisposición genética, ya que si los padres han sido o son alcohólicos, si hijo/a tendrá más probabilidades de desarrollarla. 
  • La situación emocional en la que se encuentre la persona.
  • Los factores de riesgo de la personalidad de la persona

Las bebidas alcohólicas poseen esta dependencia porque son adictivas, al igual que cualquier otro tipo de droga como la cocaína o el cannabis. Generan en la persona una enfermedad crónica (que no se cura pero sí puede tratarse), progresiva, silenciosa y degenerativa. 

Los daños que causa el alcohol en el organismo son muy numerosos y diversos, y afectan no solo en el ámbito de la salud de la persona, sino también a su ámbito familiar, social, laboral, etc. El alcoholismo destruye la vida de una persona, y necesita de un tratamiento personalizado y adaptado a la situación del adicto. 

Si quieres más información, visita nuestro artículo: "¿Qué es el alcoholismo?"

Enfermedades causadas por el alcohol


El corazón, el hígado y el sistema nervioso son las partes del organismo humano que más se ven afectados por el alcoholismo. Las consecuencias son casi inmediatas, por lo que no es necesario llevar mucho tiempo consumiendo para desarrollar una enfermedad. Ya de por sí, el alcoholismo es una enfermedad, por lo que la persona adicta ya ha generado una. Pero además, esta enfermedad conlleva al desarrollo de otras muchas enfermedades que deben tratarse, ya que algunas son irreversibles. Algunas de ellas son:

  1. Cáncer. El alcoholismo de por sí no genera cáncer, pero sí favorece su desarrollo, sobre todo el cáncer de hígado, debido al efecto directo que tiene sobre este órgano. 
  2. Enfermedades del sistema nervioso, como insomnio, depresión, ansiedad, ataques de pánico, etc. 
  3. Enfermedades cardiovasculares, como hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, miocardiopatía alcohólica, etc. 
  4. Enfermedades del sistema digestivo, como pancreatitis alcohólica, hígado graso o hepatitis alcohólica.

Estas son solo algunas de las enfermedades que el alcoholismo causa en la persona, pues otras muchas pueden desarollarse, y entre las que se incluyen sufrir una sobredosis o un infarto. Si quieres saber más, lee nuestro artículo: "Enfermedades causadas por el alcohol".

Las consecuencias del alcoholismo son nefastas no solo para la persona que es adicta, sino para todos los que se encuentran a su alrededor. Intentar ayudar a un alcohólico a dejar la bebida sin la intervención de profesionales casi siempre no obtiene resultados. Una adicción necesita ser tratada en todos los sentidos para que la persona aprenda a vivir con ella y lejos del consumo. 

Cómo dejar de beber alcohol


Es posible abandonar el consumo de alcohol si se sigue una metodología adecuada, con la mayor fuerza de voluntad que se pueda tener y el apoyo de familiares y amigos durante el proceso. Es por ello que muchas personas deciden acudir a un tratamiento para dejar el consumo de alcohol, puesto que por ellas mismas no son capaces de aprender a vivir con esa adicción y mantenerse alejados de sustancias tóxicas adictivas como lo son las bebidas alcohólicas. 

En general, para dejar el alcohol, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Aceptar que se tiene un problema. Todo primer paso para solucionar una situación como esta es aceptar que se tiene problema. En este caso, es necesario aceptar que se es adicto al alcohol. No muchas personas pueden admitir esto, ya que creen tener un "control" sobre lo que consumen. 
  2. Pedir ayuda. Una vez que la persona ha desarrollado la adicción al alcohol, es necesario (como mínimo) la supervisión médica. El síndrome de abstinencia alcohólica se manifiesta cuando se dejar e incluso cuando se reduce el consumo de alcohol. Un equipo profesional experto en adicciones es la mejor opción para aumentar las posibilidades de éxito, además del apoyo familiar y de los amigos
  3. Cambiar la rutina. Es la parte más importante de cualquier tipo de tratamiento para dejar una sustancia adictiva. La mente se ha acostumbrado a una rutina de consumo que hay que suprimir radicalmente. Además de ser la más importante, es también la más difícil. Por ello, los expertos en el tratamiento de las adicciones han desarrollado ciertas métodos que hacen que la persona supere el problema con éxito. 
  4. Plantearse nuevas metas. Nuevos retos y metas personales ayudan mucho a alejarse de situaciones que llevan al consumo de drogas. En muchas ocasiones, las personas comienzan a beber alcohol debido a situaciones personales que no son capaces de afrontar, y buscan una salida fácil al dolor o la decepción. 

La adicción al alcohol es una enfermedad crónica, por lo que no tiene cura. Pero con el debido método, la persona puede dejar la bebida y tener una vida plena y feliz lejos de las adicciones como esta. Si quieres saber más sobre este tema, puedes leer nuestro artículo: "Cómo dejar de beber alcohol".

 

El gran cambio: La recuperación


 

No basta simplemente con dejar de beber, la recuperación no consiste sólo en mantenerse abstinente. Consiste en cambiar las actitudes, los comportamientos y el estilo de vida que dirigen a la ingesta de alcohol, pues de otra manera, con solamente con abstinencia y repitiendo patrones de conducta, los pacientes están condenados a la recaída y a los problemas relacionados con la dependencia alcohólica.

Para personas que tienen un problema con el alcohol y desean recuperarse

En este tratamiento te enseñamos las estrategias más efectivas para mantenerte sobrio cambiando actitudes, comportamientos para que vuelvas a disfrutar de tu vida.

  • Seguimiento constante del paciente y sus familiares.
  • Tratamiento integral y personalizado a las necesidades del paciente.
  • Reducir los trastornos por consumo y dependencia alcohólica.
  • Atención por parte de un equipo multidisciplinar especializado con amplia experiencia.
  • Las terapias más vanguardistas para obtener el mejor resultado.

 

Preguntas Frecuentes


Sin conocerte y sin haber realizado un un diagnóstico previo completo es difícil saber la duración. Sin embargo sabemos que no son tratamientos breves y requieren de todo nuestro esfuerzo para que vuelvas a recuperar tu vida.

Si, todos han vivido en primera persona tanto la enfermedad como el proceso de recuperación. Además han recibido formación en drogodependencias, lo que les permite tener un amplio conocimiento de la enfermedad y, por supuesto, la experiencia necesaria para tratarla y hacer hincapié en la prevención de recaídas.

Realizamos un tratamiento de adicciones en régimen ambulatorio en nuestros centros de Málaga y Marbella, y en determinados casos clínicos, se lleva a cabo el ingreso en centros de desintoxicación colaboradores con Cúvel, para aquellos pacientes que requieran de un alejamiento temporal de su entorno.

En ocasiones hay pacientes que necesitan de una desintoxicación previa para el inicio del tratamiento y seguimiento ambulatorio. Por ello, en Cúvel Adicciones contamos con una red de centros y clínicas de desintoxicación de prestigio,  que colaboran con nosotros ofreciendo un servicio exclusivo y de calidad para nuestros pacientes que necesitan ingresar en un centro de desintoxicación. Algo imprescindible para iniciar con garantías el proceso de recuperación.

Infórmate sin compromiso

Déjanos tus datos y te llamamos para resolver tus dudas sin compromiso

Call Now Button